Actividades extracurriculares, por Maura Bekelja

Vivir en Madrid es una actividad extracurricular en si misma. En una ciudad tan grande y fuerte, tienes que buscar algo personal, algo que te interese y que ayude en tu desarrollo personal y el desarrollo de tu vida española. Tengo dos extracurriculares oficiales, pero también, hay muchas cosas que hago en mi tiempo libre. En mi tiempo libre me gusta explorar los parques públicos de Madrid, leer, coser, y escribir. Sin embargo, la primera cosa oficial que yo hago es enseñar inglés a unos amigos de mi señora española que se llaman Sonia y José. Tienen un nivel intermedio/avanzado de inglés, y por esta razón tengo que estudiar antes de los días de clase. La otra cosa que me encanta hacer es cocinar y asistir clases de cocina.
No es fácil enseñar mi propio idioma. Hay muchas cosas y reglas que sé por instinto pero no sé como explicarlas ni por qué están así. A veces, hacemos entrevistas para practicar porque ellos quieren trabajar en el Reino Unido. Es un poco difícil para mí dar consejos para entrevistas porque solo tengo 21 años y he tenido solo seis entrevistas en mi vida. Tengo suerte, sin embargo, porque mi padre tiene un trabajo muy similar al de José, y a veces consulto con él para las traducciones de jerga técnica y consejos. Actualmente, José tiene dos oportunidades de entrevistas en Escocia y en Inglaterra. Cuando enseño y cuando tengo una clase exitosa, me da mucha satisfacción lograrlo.
Enseñar es algo nuevo para mi, pero cocinar y cocer al horno son cosas de las que sé mucho y que me gustan mucho. Ayer, por ejemplo, cogí una clase de cocina macrobiótica con mi madre española. Hicimos peras glaseadas, nocilla, bolas de pasas y avellanas rellenas de cacao y coco, flan de manzanas, y gelatina de agar agar. La cocina macrobiótica no incluye leche ni huevos ni azúcar ni nada que contenga conservantes. Es una manera de cocinar muy distinta y muy sana. Usa el azúcar natural de frutas, zumos, y cosas como la melaza de cebada para endulzar. Usa bebida de arroz o de almendras en vez de leche, e ingredientes como agar agar o kuzú, que son japoneses, en vez de huevos o harina para espesar. Todavía no entiendo toda la cocina macrobiótica, pero sé que la gente macrobiótica cree que la comida afecta profundamente a su salud, y a su felicidad. Esto es algo en lo que yo creo intensamente. Por eso, voy a coger otras clases de cocina macrobiótica para usar las técnicas y su filosofía cuando vuelva a los Estados Unidos.

Maura Bekelja. Skidmore in Madrid. Primavera de 2012.

Tags: ,

One Response to “Actividades extracurriculares, por Maura Bekelja”

  1. LUIS May 29, 2012 at 1:41 pm #

    Muy bonito

Leave a Reply