Las familias españolas: Carmen Farraces

Vivís con familias españolas, que os han acogido con todo el cariño desde el primer día de vuestra llegada: ese día de recogida en el hotel Pirámides para los estudiantes deHands Around the World Madrid o en la Plaza Cervantes para los de Alcalá. Todos nosotros, alumn@s y también Staff del programa, hemos vivido esos primeros momentos llenos de tantos y tantos nervios y de muchas preguntas: “¿Cómo será la familia? ¿Cómo me debo dirigir a ella? ¿Cómo será ese primer día con ellos? ¿Podré hablar y comunicarme bien?, ¿Les entenderé?”; pero a la vez que llenos de nervios, también repletos de gran ilusión.
Quizás, como nosotros, os habéis preguntado cómo vivieron las familias esos primeros momentos antes de vuestra llegada. Por eso les hemos preguntado y tanto familias veteranas, que ya habían tenido estudiantes antes, como familias nuevas, para las que habéis sido su primera vez, nos han comentado lo mismo: que lo vivieron como vosotr@s con nervios, con ilusión, pero sobre todo, con muchas ganas de haceros sentir como en casa.
Para que lo veáis, queremos ofreceros unas muestras de estos primeros momentos vividos por la otra parte, por nuestras maravillosas familias anfitrionas que ahora comparten con vosotr@s tantas cosas. Iremos dejando hablar a algunas de ellas, de manera anónima y a otras con sus nombres y apellidos.

Mayte de las Heras, subdirectora de Tufts & Skidmore in Spain

Y comenzamos con Carmen Farraces:

Carmen y su hijo Luis Miguel

Carmen y su hijo Luis Miguel

Hola, soy Carmen Farraces, “familia anfitriona de Sam Berry” y como familia antigua, con experiencia en tener estudiante de vuestro programa, quería comentaros mi experiencia. Por una parte y lo primero, decir que da gusto colaborar con un programa que se preocupa en serio por conocer y mejorar no sólo a una parte del proyecto (los estudiantes), sino a las dos partes por igual (estudiantes y familias y su estrecha relación). Intentaré explicarme lo mejor que pueda para haceros llegar mis sensaciones al respecto.

Para mí, ya sabéis que las experiencias con cada estudiante son siempre positivas y gratificantes. Es verdad que cuando se marchan siento un gran vacío y puedo pasarme llorando y echándoles de menos un tiempo, pero luego llega de nuevo el siguiente y empiezo a “ponerme las pilas” y también a compartir con el anterior la ilusión de la llegada del nuevo estudiante, pues la relación con los anteriores sigue siendo muy estrecha a través de los diferentes medios de comunicación (Whatsapp, Correo Electrónico, Skype, etc.)

Para mí la primera alegría es cuando me comunicáis que puedo contar de nuevo con un estudiante; desde ese momento ya me siento ilusionada y muy satisfecha por lo que representa a nivel personal el que me hagáis la deferencia de tenerme en cuenta, sabiendo que a veces es muy difícil porque no siempre hay suficientes estudiantes para todas las familias colaboradoras.

Cuando unos días después me mandáis los datos y la foto del estudiante que consideráis más propicio para venir a casa, ya siento que algo de él/ella está unido a mí; siento una especie de vínculo familiar que no sabría explicar, pero en ese momento me intereso por sus gustos, sus aficiones, lo que le gusta de la gastronomía … para ver en cuantas cosas puedo colaborar y ser de ayuda en sus expectativas.

La mayor ilusión es cuando (una vez le has mandado la bienvenida y te has dado a conocer) te contesta y te dice que está igualmente ilusionado/a por venir a tu casa. Entonces ya sientes que va a formar parte de tu entorno más cercano y que eres en parte responsable de su bienestar en su paso por España y hay un revuelo entre ilusión y responsabilidad a partes iguales, pero con una sensación muy ilusionante.

Entonces empiezas a hablar de él/ella a tus amigos (que cuando dices ya tengo mi niño o niña) saben de qué estás hablando y se alegran contigo. Y empiezas a recordar a losall-kinds-of-different-families- anteriores y las anécdotas vividas con ellos y que compartes con tu entorno más allegado… en fin .. como si hablaras de parte de tu familia.

Me gusta pensar que después de los primeros días de convivencia, en donde tienes que incidir (no solo con palabras, sino con actos) en que quieres que se sientan como en su propia casa y darles toda la confianza para que sepan que lo dices de corazón (y por supuesto sin agobios, como nos recomendáis siempre), ellos empiecen a hacer cosas cotidianas sin consultarte cada vez… A mí eso me gusta porque siento que se encuentran con libertad dentro de un entorno lejos del suyo y muy diferente en muchos aspectos y que yo, de alguna manera, estoy haciendo que sea más cercano cada día.

Debo decir también que lo que yo consideré en un principio al colaborar con el programa, es que iba a aportar a los chicos mi granito de arena e iba a compartir mis experiencias para su logro en esta etapa de su vida, pero me he dado cuenta que en la mayoría de los casos, ellos me han aportado a mí mucho más, con su cariño y su confianza, por lo que siempre estaré feliz de haberles conocido y compartido con ellos una pequeña parte de su vida y espero que inolvidable.

Y por todo ello quiero mandar un enorme beso y todo mi cariño a mi Annita Daren (que fue a la primera hija que adopté). A Tegan (a la cual ahora tengo cerca), a Abraham (que para mi fue y será Mi “Jaimito”, y él lo sabe), para mi Camila (que siempre estará en mi corazón y a la que adoro), para Brigid que espero que consiga todos sus sueños…

A todos espero volver a verlos y decirles una vez más que les quiero y que aquí siempre tendrán una familia. Como siempre os digo “recordar que al igual que GWYNETH PALTROW tiene su familia en Talavera de la Reina, VOSOTROS la tenéis en Madrid y estáis obligados a verla siempre que paséis por Europa -si es que no venís exprofeso a verla” y ahora también a mi querido Sam, que espero que su estancia aquí sea feliz. Yo desde luego estoy feliz con él.

Y gracias a vosotros por regalarme esta experiencia y permitirme este sentimentalismo, pero recordándoles a todos no puedo por menos que añorarles.

Carmen Farraces, familia anfitriona.

Tags: , , ,

One Response to “Las familias españolas: Carmen Farraces”

  1. chavela January 29, 2015 at 7:57 pm #

    Carmen, qué precioso tu texto. Me ha encantado de verdad 🙂

Leave a Reply