Yom Kippur: una fiesta especial

Yom-Kippur-banner

El martes y el miércoles de la semana que viene se celebra la fiesta judía de Yom Kippur, también conocido como Día de la Expiación. Yom Kippur se celebra diez días después de Rosh Hashaná, que es el Año Nuevo Judío.
En Yom Kippur las personas de religión judía hacen ayuno desde el ocaso hasta el anochecer del día siguiente. No deben hacer ayuno quienes no son aún Benei Mitzvá, es decir, quienes no han alcanzado la madurez personal y freyom-kippurnte a su comunidad, sobre los 12-13 años. Además, las y los judíos sefardíes, que son de origen español, portugués y norteafricano, se refieren a Yom Kippur como “el ayuno blanco” y tienen la tradición de vestirse de ese color, que representa la pureza.
Yom Kippur, día del teshuvah, del arrepentimiento, se considera en la tradición judía el día más santo y solemne del año. Su tema central es la reconciliación. Pedimos perdón sinceramente, con el corazón y deseando corregir nuestros errores. Todo el mundo se equivoca y el mensaje maravilloso de Yom Kippur es que el perdón siempre es posible.
Hay quien aprovecha Yom Kippur para hacer una autorreflexión y preguntarse: ¿qué puedo hacer para ser mejor este año que acaba de comenzar? Entonces, su proceso de teshuvah incluye un voluntariado en algún comedor social, por ejemplo, o aprovechan para plantearse unos propósitos de Año Nuevo que les hagan mejor persona.
Esto es un pequeño resumen de lo que significa la festividad de Yom Kippur, pero os recomendamos con entusiasmo que preguntéis a aquellos de nuestros estudiantes que observan este día. Les encantará vuestro interés y además es una gran oportunidad para tener una comunicación intercultural.
Tzom Kal, que vuestro ayuno os sea leve.

Tags:

One Response to “Yom Kippur: una fiesta especial”

  1. chavela September 17, 2015 at 1:38 pm #

    Muchas gracias por este post que nos acerca a una tradición tan importante, Gloria.

Leave a Reply