Es un orgullo ser latino

indigenous

Cartel hecho por el programa por el 12 de octubre

FARLEY FLORES- Muchos esperan que por estudiar en España durante un año tendría que adoptar el acento o el amor por el vino como los españoles, pero esa no será mi experiencia en Madrid. Primero, que me fusilen antes de que mi acento y mi orgullo latinoamericano sean arrancados de mi mente. Con nariz ancha y con piel canela, estoy muy orgulloso de que la sangre indígena corra por mis venas.
Y aunque hable español con fluidez y mi pasión por el fútbol me ayuden a adaptarme a la sociedad española bastante rápido, siempre tendré mis características culturales que me definan y separen de las demás personas. Siempre que pueda ofreceré mi asiento en el autobús a las personas mayores. Siempre que pueda ayudaré a los turistas en Atocha tratando de llegar al aeropuerto justamente como mi mamá hace en Los Angeles. Siempre que pueda visitaré restaurantes centroamericanos o mexicanos para deleitarme con un poco de chile picante o plátano maduro.

Definitivamente vivir en España cambiará mi comprensión de lo que me rodea. Pero tengo que mencionar lo siguiente: que odio todo el sabotaje y la destrucción de la tierra de mis antepasados que el “héroe” nacional Cristobal Colón llevó con sus expediciones. Aparte de eso, también odio el hecho de que España progresara años luz al precio de la sangre y el oro de mis antepasados. Reconociendo que la sociedad moderna española fue establecida en parte por la explotación física y material de mi gente, me atrevo a decir que disfruto al aprender de la cultura moderna de España. El tener una perspectiva multicultural me impulsa a ser una persona más comprensiva y empática con los demás. Además, el poder explorar la sociedad española me ha enseñado a apreciar más el arte. Y puede que no entienda mucho sobre arte, pero ahora disfruto un poco más de exhibiciones de arte como una exposición contemporánea sobre el gran Pablo Picasso.

En España, constantemente estoy cambiando para bien, sin embargo algo que no cambiará será mi orgullo latinoamericano. Por mucho que aprenda sobre la cultura moderna española, nunca olvidaré de dónde vengo. Tuve mucha suerte al nacer en una cultura llena de gente luchadora que aunque tengan todos los problemas del mundo, nunca se dan por vencidos y continúan sonriendo y basándose en el trabajo fuerte y la honestidad de la humanidad. ¿Quién sería yo si hubiese nacido en una cuna de oro donde todo me fuese dado? Creo que no apreciaría el tener que luchar por mis logros en la vida y así poder sentirle sabor a la vida. Si no fuese por las lecciones de vida que aprendí en mi comunidad, no sería la persona que aprecia hasta un simple <> de la primera persona que veo en las mañanas.

Farley Flores, student blogger

Farley Flores, student blogger

Gracias a las interacciones con mi familia y con mi comunidad soy quien soy y nunca quiero cambiar. Es cierto que siempre puedo educarme y aprender sobre nuevas culturas, pero prometo nunca olvidarme de mis raíces. Sé que hay muchas personas en comunidades como la mía que no tuvieron la misma suerte que a mí me acompañó, y es por estas personas que no debo cambiar, para demostrarles que aunque vengamos de familias trabajadoras y aunque toda la sociedad esté en nuestra contra, podemos educarnos sin tener que olvidar de dónde venimos.

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply