Farley, mi estudiante

Farley con Roberto Muñoz

ROBERTO MUÑOZ- Me ha costado un poco ponerme a escribir algunas palabras para el blog de Tufts-Skidmore Spain, pero era inexcusable hacerlo, después de todo lo que mi estudiante (Farley) ha dicho de mí en este foro, elogios que yo no sé si merezco. En todo caso, se lo agradezco un montón porque eso hace que las familias, por lo menos en mi caso, estemos aún más motivadas y nos esforcemos en hacerlo mejor.

Desde que llegó Farley en septiembre pasado (él va a estar todo el curso académico aquí), supe que la relación iba a ser inmejorable. Conectamos inmediatamente y la comunicación fue inmediata, no sólo porque al ser de origen latino es totalmente bilingüe ya que la barrera del idioma se vence con mucha rapidez, sino porque es una persona muy próxima que está deseando aprender cosas nuevas; y tiene una actitud generosa y abierta, así que su adaptación tanto en casa como en general en Madrid ha sido total. Para mí ahora mismo es como alguien de la familia (a veces me sorprende darme cuenta de que estoy a punto de llamarle Pablo, que es el nombre de mi hijo) y sé que cuando termine el curso y me tenga que despedir de él le voy a echar mucho de menos y seguro que se me escapará alguna lagrimita que otra.

Él, por su parte, creo que se encuentra como pez en el agua en Madrid. Le encanta el fútbol (soccer) y ya vino siendo simpatizante del Atleti por lo que cayó en el sitio justo, pues en casa también lo somos; y debe de ser muy bueno jugando, porque aunque todavía no he conseguido ir a verle, se apuntó al equipo de Económicas de la Universidad Autónoma, en donde le seleccionaron inmediatamente y ya le quieren hacer ficha federativa para el equipo de Alcobendas. Es pues una especie de “crack” universitario y tengo muchas ganas de ir a verle jugar. Le encanta también la cocina que hacemos en casa y siempre está fijándose en las recetas, así que tiene a su madre encantada de saber lo bien que come aquí en Madrid.

Para mí, esta experiencia con él en particular, pero también con más alumnos de Tufts y de Skidmore que han pasado por mi casa, no puede ser más enriquecedora. En estos tiempos en los que vemos y oímos todo tipo de actitudes que desprecian e ignoran lo diferente y hacen apología de la endogamia cultural y económica, es como un oasis en medio de un mundo que tenemos que lograr entre todos que sea un lugar major. A pesar de que muchas veces como ahora mismo lo veamos todo de una forma muy pesimista yo creo que este camino de la colaboración y el conocimiento mutuo es el correcto y el que nos hace crecer como personas y no estas recetas completamente equivocadas que nos proponen algunos y que nos harían retroceder ética y materialmente, como se ha demostrado históricamente.

Enhorabuena también a todo el equipo del programa, porque lo estáis haciendo muy bien. La prueba es la cantidad de alumnos de Tufts y de Skidmore que vienen a Madrid y a Alcalá de Henares.
¡Un abrazo!

Tags:

One Response to “Farley, mi estudiante”

  1. Mayte February 21, 2017 at 12:42 pm #

    ¡Muchas gracias, Roberto y Farley, por compartir esta experiencia que es tan gratificante! Estoy segura de que una huella de cada uno quedará en el corazón del otro para siempre y el contacto, también

Leave a Reply