Cuenca

Después de un largo semestre lleno de experiencias, gente nueva, viajes y más viajes… llegó una de las actividades más esperadas del año, EL VIAJE CON LOS MENTORES. Queríamos que esta actividad fuera inolvidable y deseo fervientemente decir que así lo fue. Os voy a contar lo que pasó:
Elegir el sitio siempre es lo más complicado, buscábamos un lugar con encanto pero que a la vez estuviera cerca de Madrid, queríamos que el lugar estuviera rodeado de naturaleza pero que también tuviera historia, y por eso elegimos la maravillosa ciudad de Cuenca, conocida por sus famosas casas colgadas.
Tardamos muy poquito en llegar, y he de decir que nos hizo un tiempo fabuloso. Cuando llegamos, nos juntamos en grupos para hacer una competición a ver quién hacia las mejores fotos de los alrededores. Tomamos fotos de la catedral, el ayuntamiento, la plaza, los alrededores y, sobre todo, de las increíbles casas colgadas. ¡Nunca habíamos visto algo así! Después de unas horas recorriendo la ciudad, decidimos ir a disfrutar de la naturaleza a la “playa de Cuenca”… He de reconocer que yo me imaginaba una playa de verdad, con arena y todo… pero no, la playa de Cuenca está ubicada a la hoz del río Júcar, no tiene arena sino hierba y está rodeada de árboles. Un lugar perfecto para relajarse. Nada más llegar al lugar seleccionado, devoramos la comida en un abrir y cerrar de ojos, teníamos muchísima hambre. Después del gran banquete, algunos decidieron tomar el sol, caminar… pero otros, y ahí me incluyo, necesitábamos un poco más de acción. Por eso, buscamos una “llanura” (de llano tenía bien poco) y echamos un buen ¡partidito de futboool! al estilo TUFTS-SKIDMORE SPAIN. Al principio, tuvimos un inconveniente y es que se nos coló la pelota al río… Pero supimos salir de la situación, y rápidamente empezamos el partido.

Laura Antón, mentora

Fue una locura… los dos equipos estaban formados por profesionales dispuestos a darlo todo. Estuvo muy reñido, ambos equipos marcaron muchos goles… pero al final, el gol definitivo de Stephen DiMauro puso el fin al partidazo.
Después del momento épico, estuvimos recogiendo todo y dando un último paseo. Llegamos al autobús derrotados, pensando en lo bien que lo habíamos pasado y sabiendo que este viaje no se podrá olvidar jamás.

This slideshow requires JavaScript.

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply