Visitamos Salamanca

Ayer, 27 de noviembre, algunos de nosotros fuimos a Salamanca a pasar un día tranquilo de domingo. Aunque tuvimos que madrugar bastante, puesto que el autobús salía de Madrid a las 8.30 de la mañana, e hizo bastante frío (al menos para los españoles), mereció la pena pegarse la paliza. Entre unas cosas y otras, empezamos a recorrernos las calles de la ciudad sobre las 12.30 y algunos de los monumentos y edificios más emblemáticos cerraban sus puertas a las 13 horas. Aún así, nos dio tiempo a ver muchas cosas.

Primero fuimos a la Universidad que es, además, la más antigua de España. No era muy grande pero las aulas y todo el mobiliario que había en ellas era precioso y muy antiguo. En la actualidad este edificio no tiene actividad, exceptuando la biblioteca, abierta únicamente para los investigadores. Más tarde vimos el patio de las escuelas menores, pequeñito también pero acogedor, y, antes de comer, nuestras últimas paradas fueron el Huerto de Calixto y Melibea y la Catedral. Después de descansar un rato y reponer fuerzas, subimos a las torres de la Catedral, paseamos por el puente romano y no faltó un chocolate/té para entrar en calor. Terminamos nuestra visita en la plaza mayor y caminando por sus inmediaciones, caída ya la noche. Partimos a la estación y allí hicimos tiempo hasta las 8, hora en la que el autobús salía hacia Madrid.

Creo que hablo en nombre de todos al decir “me gustó Salamanca”, puesto que nos llevamos una muy buena impresión. La única pega que podemos poner al día de ayer fue la niebla y el frío, pero todo lo demás fue perfecto. Si todavía tenéis tiempo de viajar, os recomendamos que paséis un día en dicha ciudad. Y, para terminar, no quiero despedirme sin dejaros algunas fotos para que podáis apreciar parte de todo lo que vimos nosotros en el día de ayer.

Por Sonia Cercadillo, estudiante de integración.


Tags: , ,

No comments yet.

Deja un comentario