Mis amigas españolas, por Erika Torres

Tengo dos amigas españolas llamadas Esther y Cristina. Esther tiene 22 años y estudia magisterio de primaria en la Universidad Rey Juan Carlos que está ubicada en Vicálvaro. También ella trabaja cuatro días en la casa de una pareja española cuidando a su hijo llamado Julián. Esther me ha contado que su trabajo es divertido pero puede ser agobiante porque nunca tiene tiempo de salir con amigos. Además, los días que tiene libres, Esther se queda en casa estudiando para sus exámenes de psicología. Mi otra amiga, Cristina, tiene 25 años y está estudiando magisterio como Esther, pero estudia en la Universidad de Alcalá. Actualmente, Cristina no trabaja pero le gusta salir a comer con sus amigos más cercanos. También, a ella le gusta conocer a personas nuevas y hacer nuevas amistades.

He sido afortunada al conocer a mis dos amigas españolas en una fiesta de intercambios que organizaron Sergio y Miguel Ángel, los coordinadores del programa Tufts-Skidmore en España. En esta fiesta de intercambios charlé bastante con Esther y pude ver que ella y yo teníamos muchas cosas en común. Por ejemplo, a mí me atrae mucho viajar y conocer culturas diferentes a la mía. Además, a Esther le fascina viajar por toda Europa. Ella ha viajado a Bélgica, Londres, Roma, y Budapest. Y cuando termine sus estudios le gustaría viajar a los Estados Unidos. Por eso, Esther también está fascinada con mejorar su inglés porque le ayudaría a hablar con fluidez en la cultura estadunidense.

Mi amiga Cristina al igual que Esther es una chica interesante y simpática. Ella también ha viajado como Esther a varios países y ciudades de Europa como Londres y Suiza. Cuando Cristina y yo nos vemos siempre quedamos para hablar en inglés y español. Ella me habla en español y yo le hablo en inglés. En nuestras citas aprendo vocabulario nuevo y dichos españoles muy populares entre la juventud española. Además, Cristina trae un pequeño cuaderno en donde apunta vocabulario y dichos nuevos en inglés. Entonces, las dos colaboramos para ayudarnos con los idiomas.

Estoy agradecida de poder tener la amistad de mis amigas españolas. Ellas me han enseñado muchas cosas de la cultura española y del idioma. Siempre es un placer poder compartir mi tiempo con Esther y Cristina porque el tiempo que pasamos juntas es una experiencia inolvidable. Es una experiencia inolvidable en el sentido de que nunca me voy a olvidar del entusiasmo y sinceridad que estas chicas me demuestran cada vez que compartimos un rato juntas.

Erika Torres. Skidmore en Alcalá, primavera 2012.

Tags:

No comments yet.

Deja un comentario