Mi familia española, por Alyssa Miller

Toda mi vida he querido hermanos. Como hija única, la vida en mi casa en California a veces puede ser aburrida. Por esta razón, he decidido vivir con una familia con mamá, papá, un hijo que tiene cinco años y una hija que tiene un año. Esta es una situación perfecta para mí, pero es muy diferente de mi vida habitual. En los Estados Unidos, vivo solamente con mi madre. Mi padre vive en Australia.
El padre de mi familia española trabaja todos los días muchas horas. Él no está mucho en casa. También, muchas veces la madre está muy ocupada con los niños. Pero de alguna manera, los padres siempre tienen tiempo para mí. Cocinan cenas maravillosas para mí. Mi madre limpia mi ropa cada semana. Mis padres siempre me hablan en español. Quieren saber sobre mi vida. También, me ayudan a aprender español. Además, me corrigen si mi gramática no es correcta.
Una de las cosas que más aprecio de mi familia española es que son muy acogedores. Siento que soy parte de la familia. Me dejaron jugar con los niños todos los días. Juego al fútbol con mi hermano pequeño, Guillermo, todas las noches antes de la cena. Tenemos una competención todos los días. Todas las noches ayudo a poner a Jimena, mi hermana pequeña, a dormir. Me siento parte de la familia. Es maravilloso.
Otra cosa maravillosa sobre mi familia española es la comida que cocina. He disfrutado de cada comida hasta el momento. Es una locura que haya estado aquí cinco semanas y solamente una cena se haya repetido. ¡Ellos tienen muchas recetas! Antes de regresar a los Estados Unidos, quiero pedir a mis padres algunas recetas.
Mis padres cocinan una gran variedad de comidas. Verduras, sopas, carnes, específicamente pollo. Puedo comer cualquier cosa y de todo, excepto cerdo. Esto es lamentable, porque el jamón es una comida especial en España. Sin embargo, sorprendentemente mis padres españoles no comen mucho jamón. Ellos no se sienten ofendidos porque no me gusta el jamón. Por eso, se cocinan otros tipos de carne. ¡Ellos son muy buenos por hacer esto!
Una cosa que me gusta de mi familia española es que ellos son muy divertidos. Por ejemplo, anoche fue la primera noche de carnaval. Mis padres me dijeron que vendrían amigos para cenar. Yo no sabía qué esperar. Normalmente, cenamos a las 21:00 durante veinte minutos y después vemos la televisión y hablamos. Pero ayer por la noche, los amigos llegaron a casa a las 21:00 y empezamos a cenar a las 23:00. La cena terminó a la una de la mañana. Durante la noche, bebimos y bailamos. ¡Qué maravilloso, pero loco! Esto nunca ocurriría en los Estados Unidos. Mi padre y madre españoles me dieron la opción de festejar con mis amigos, pero yo estaba muy contenta porque estaba experimentando la cultura española. Estuvimos de fiesta durante toda la noche.
Mis padres españoles quieren que yo entienda toda la cultura española, pruebe toda la comida española, festeje hasta las seis de la mañana, explore toda la ciudad, y también, viaje a otros países en Europa. Yo no podría pedir una mejor familia española. Mi principal preocupación antes de venir a España era que no me gustara mi familia española. O que a ellos no les gustara yo. Pero esto no es cierto. Mi familia es la última de mis preocupaciones. Son magníficos.

Alyssa Miller. Skidmore en Madrid. Primavera de 2012.

Tags: ,

No comments yet.

Deja un comentario