Mi familia española

Antes de llegar a España, yo era hija única. Aquí, tengo los padres, dos hermanas, y un perro. Todas las personas de mi familia son simpáticas e inteligentes. Mi padre, Juan, es obviamente el hombre de la casa. Es difícil para mí entenderlo porque habla en voz baja y sobre grandes temas. Mi madre Ana es mona y generosa. Ella siempre está cocinando y ayudando a toda la familia. Mi hermana mayor, Ana, trabaja en un hospital, pero habla como una abogada. Una broma de la familia es que mi hermana, Blanca, y yo somos gemelas. Nosotras tenemos veinte años, estudiamos sociología, y nos encanta salir por la noche. Nos llevamos bien y pasamos tiempo juntas muchos días de la semana.
Todas las noches, yo ceno con mi madre y nosotras hablamos una hora o más. Ella estudia dibujo e historia del arte y hablamos sobre estos temas porque estoy tomando clases similares en Monte Esquinza. Toda la familia come comida vegetariana conmigo. Están interesados en mi vida aquí y en los Estados Unidos también. Muchos fines de semana la familia de Ana (sus hermanos y sobrinos) vienen a la casa. Ellos comen y hablan casi 12 horas. Después de ver estas fiestas, yo creo que la familia es el aspecto más importante de la vida española. Aquí, ellos no se reúnen solamente para fiestas como las Navidades. Me siento como parte de la familia, como una hija verdadera. Me gusta que mi madre hable con su familia por teléfono casi todos los días. Aparte de la casa, mi hermana Blanca siempre me invita a salir con ella. Cuando me presenta, me llama “hermanita”. Nosotras hablamos “Spanglish” y le he enseñado muchas palabras “americanas”. Estoy feliz porque yo tengo dos hermanas en España. No soy una hija única ahora.

Chloe Bergman-Ray. Skidmore in Madrid, otoño 2012.

Tags: , ,

No comments yet.

Deja un comentario