Los libros prohibidos (Julia Leef)

El tema de libros prohibidos es un concepto que ha sido debatido durante el curso de la historia–desde la creación de los libros mismos. La gente ha prohibido libros por razones de religión, raza, o porque los consideraron amenazas a la sociedad. Sin embargo, algunos de mis libros favoritos son prohibidos o han sido prohibidos en un momento u otro.
Cuando era niña, y hasta hoy día, mi serie de libros favorita todavía es Harry Potter. Me encanta su mundo mágico y los personajes que lo habitan. Sin embargo, hay escuelas y otras instituciones que prohiben Harry Potter porque el concepto de la magia va en contra del cristianismo y las personas piensan que anima las enseñanzas de Satán. Otro libro que me gusta mucho es El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde que creó mucha controversia en Inglaterra cuando fue publicado por el tema de la homosexualidad. A veces, una parte de un libro es prohibida en lugar de todo, como en Huckleberry Finn que tiene muchas ediciones sin la palabra “negrata” o con la palabra que la sustituye con “N—–”.
Obviamente, estas opiniones no son las mismas para todos, porque mucha gente ve libros como Harry Potter, El Retrato de Dorian Gray, y Huckleberry Finn como clásicos. Pero hay gente en el pasado y en el presente que piensan que estos tipos de libros son peligrosos y dañan las mentes de los jóvenes y los niños. Pero tengo otra opinión sobre esta idea.
Creo que libros como éstos estimulan la creatividad y la imaginación en sus lectores, y abren nuestros ojos a ideas diferentes y nuevas. Prohibir un libro es una violación de la libertad de expresión, y honestamente, ya hay bastante censura para los niños. Las personas, especialmente los padres, están muy preocupadas con proteger a sus hijos de libros que contienen violencia, sexualidad, o algo con lo que discrepan o que piensan es inadecuado. Otros dicen que los niños no son muy inteligentes, y no pueden entender conceptos adultos. Pero creo que la mayoría de los niños es más madura de lo que los adultos creen, y que esta censura sólo sirve para inhibirlos en vez de protegerlos.

Julia Leef, Skidmore in Madrid, Spring 2013

Tags: ,

No comments yet.

Deja un comentario