Familias anfitrionas: Mª Dolores García

1Hace mucho tiempo que conozco el programa y estoy encantada con él.
Recuerdo un día que estando comiendo me dijo una estudiante que tenía (de otro programa) si se podía ir de viaje a Cuenca el fin de semana. Yo le dije que sí y le pregunté que con quién se iba. Entonces ella me contó que con un chico y su familia, a los que había conocido y que la habían invitado.
A los pocos días una mujer llamada Angelines me dijo que quería hablar conmigo, primero para presentarse y segundo para decirme si dejábamos a mi estudiante irse a Cuenca con ellos.
A la vuelta del viaje, Angelines me llamó de nuevo para saludarme y decirme si quería alojar a estudiantes de su universidad, pues estaba en un programa de americanos. Desde aquel momento (otoño de 2002) no he tenido otro estudiante que no fuera de su universidad.

El primer contacto que la familia tuvo de la estudiante actual se produjo cuando recibimos una carta con los datos personales de Erica Walker, algo que nos ayudó a hacernos una idea de sus aficiones, gustos y peculiaridades tanto personales como culinarias, y poder preparar de esa forma mejor su llegada.2
A Erica la esperamos con alegría y mucha ilusión, pues nuestro mayor deseo es que su estancia con nosotras sea una experiencia grata y que la estudiante nos recuerde siempre con cariño.
La parte quizás más complicada son los primeros días pues tanto la estudiante como la familia debemos ir conociéndonos y adaptándonos a las comidas que más le agradan, horarios y costumbres nuestras.
3Desde luego, su estancia es una experiencia inolvidable, pues se produce un intercambio de culturas muy enriquecedor, y en la mayoría de los casos es tal el cariño mutuo, que tras su marcha seguimos manteniendo contacto mediante email o correo postal, lo que siempre es una alegría para nosotras.

Mª Dolores García, familia anfitriona, primavera 2015

Tags:

No comments yet.

Deja un comentario