Adaptarse a nuevas rutinas

La noche madrileña

La noche madrileña

Adaptarse a un nuevo ritmo de vida puede ser un poco irritante. En primer lugar tienes que tomar clases y obtener buenas calificaciones ya que ese es el propósito principal. O al menos eso nos gusta pensar. Sin embargo, si vienes a España y piensas que no tendrás que preocuparte por trabajos de la universidad, te invito a que lo pienses dos veces. Aunque es cierto que las clases aquí son típicamente menos exigentes que en Tufts o Skidmore, siempre tendrás que estudiar y dedicar muchas horas de tu rutina diaria para tus clases. Aparte de las clases, tienes que tomar en consideración que estas diariamente adaptándote a una nueva cultura en España.

La adaptación a Madrid conlleva principalmente transporte publico nuevo, lugares nuevos y comidas nuevas. Lo del transporte no es un problema ya que el transporte público de Madrid es sumamente efectivo. Aparte de aprender a moverte por la ciudad, tienes que buscar lugares que frecuentarás en los próximos meses. Por ejemplo, tienes que encontrar un supermercado donde vendan tus alimentos preferidos. Menciono lo del mercado porque ya no estás en los Estados Unidos donde la mayoría de los supermercados tienen generalmente todos los artículos que puedas imaginar. En Madrid es un poco diferente, en mi experiencia me tomó varias visitas a diferentes supermercados hasta que pude encontrar granola y nutella. Aparte de estos lugares, si te gustaría asistir a un gimnasio, tienes que encontrar uno a tu alcance. Gran parte del aprendizaje que se lleva acabo estudiando en un país diferente se realiza fuera del salón de clases. El interactuar con adultos y valerse por sí mismo es una de las mejores habilidades que desarrollaras aún más. Aquí no están nuestros padres para que resuelvan todos nuestros problemas. Adicionalmente, en tu proceso de adaptación tendrás que encontrar comida de buena calidad y a buen precio. Al principio del programa pensaras que derrochar $15 en cada comida es algo normal ya que estarás cerca de la Plaza de Colón. Sin embargo, las mejores comidas que he probado me han costado menos de $7 en restaurantes fuera de lo ordinario (dedicaré un post entero a comida luego). Aparte de comida, tendrás que buscar dónde explorar la vida nocturna de Madrid sin tener que vender tus riñones. Generalmente los lugares turísticos están demasiado sobrevalorados, te lo digo porque mi primera noche en Kapital pague $28 para entrar. Hay mejores discotecas o bares en Sol donde puedes disfrutar de una noche llena de bebidas y bares por tan solo $7. Durante las primeras semanas te resultará un poco difícil encontrar tus lugares preferidos, y me abstengo de dar direcciones generales ya que mi experiencia y gustos serán muy diferentes a los tuyos.

Farley Flores, student blogger

Farley Flores, student blogger

Y aunque las primeras semanas parezcan muy agotadoras, todo derivará en un sentimiento de tranquilidad una vez que tengas tu rutina. Una vez que sepas donde comprar comida buena y barata, no tendrás remordimiento en pagar un poco más por disfrutar de una noche de fiesta en Madrid.

Tags: ,

No comments yet.

Deja un comentario