Jornada de senderismo

Ha pasado ya una semana desde que fuimos a hacer senderismo a Cerdilla pero tal experiencia merece ser contada. El sábado pasado decidimos alejarnos un poquito de los agobios de una ciudad tan grande (las prisas, las aglomeraciones) y de nuestras tareas diarias para respirar aire limpio y entrar en contacto con la naturaleza. El lugar elegido fue Cercedilla, un pueblo al noroeste del centro de Madrid. Aunque pueda parecer que está demasiado lejos, se puede ir en tren perfectamente con nuestro magnífico abono ;).
Fuimos por la mañana. Un grupo de Alcalá no pudo controlar sus ganas de comenzar y entusiasmados comenzaron primero el recorrido, después nos sumamos los que llegábamos desde Madrid. El grupo no era muy grande, once personas, a pesar de que no había que madrugar 😉 pero muchas personas se encontraban de viaje. No obstante, ¡eso no condicionó el disfrute de la experiencia! Tanto fue así que volvimos por la noche, a la hora de cenar.
¿Cómo fue posible? Pues porque nos dio tiempo a hacer mucha cosas: la primera, caminar por un bonito pueblo, una calzada romana, el monte, y parar a comer en un paraje precioso. Allí nos encontramos con el grupo de Alcalá, ¡por fin! Así estábamos todos juntos. Mientras descansábamos y recuperábamos energías, nos metimos en el río (solo los pies porque….¡estaba helada! [excepto para Vanna, y Laura, que se encontraban como peces en el agua] aunque hay una piscina natural a la que podemos volver otro día y ampliar el recorrido).
Después jugamos a las cartas e incluso ¡hicimos yoga con la ayuda del profesor Peter! Bueno, algunos lo intentamos, porque había que hacer flexiones….jajaja pero fue divertido. Al finalizar ¡estábamos preparados para continuar! Ascendimos un poco más hacia la montaña y volvimos a Cercedilla por otro camino, que ofrecía unas vistas espectaculares del atardecer.
Una vez en el tren, y después de que el revisor comprobara nuestros billetes (porque es verdad que lo hacen) regresamos a Madrid, un poco agotados pero satisfechos con la experiencia.

Patricia Fontaneda, mentora

Sentimos que no pudierais ir más personas porque ¡fue genial! Pero no os preocupeis, porque si queréis podemos repetir y organizar otra actividad de senderismo a las montaña. El tiempo ya acompaña.
Finalizo esta reseña dando las gracias a nuestra magnífica guía-mentora-deportista-simpática Laura, ¡gracias por hacer posible el recorrido!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tags:

No comments yet.

Deja un comentario