Agradecimientos

He estado evitando escribir mi último post. De hecho, he estado evitando hacer muchas cosas antes de irme de España. Pensaba que, si no escribía, si no decía adiós, si no hacía mi equipaje, no tenía que marcharme. Sé que no puedo quedarme, pero me siento tan cómoda y contenta viviendo aquí que ése sería mi deseo.
Desde mi niñez, mi madre me ha enseñado a escribir tarjetas de agradecimiento cuando recibía un regalo. España me ha dado mucho durante mi año estudiando y viviendo aquí, por lo que me resulta muy natural escribir una tarjeta de agradecimiento a España y a la gente española por todas las nuevas experiencias y amistades.
Primero, quiero dar gracias a mi familia anfitriona. Este cuatrimestre he evitado escribir sobre ellos. No sé si es porque me he sentido mucho más cómoda en Madrid, porque no he pasado tanto tiempo en la casa con ellos o porque he estado viajando mucho. De alguna manera, pensé que no podría escribir sobre mi familia anfitriona porque mi vida en su casa ha sido completamente… hogareña. ¿Pero por qué su amabilidad necesita sorprenderme para que escriba sobre ella?
He empezado mi viaje de Semana Santa con mi familia anfitriona en su pueblo, Santa Cruz del Valle, un pueblo de 500 personas acurrucado en las montañas, dos horas al oeste de Madrid. Claramente, llevarme con ellos por una parte de Semana Santa es gesto muy cariñoso, pero lo más importante es su amabilidad de cada día. Desde adaptarse a mi vegetarianismo, pasando por ayudarme con mis tareas para la clase de Sketchbook y enseñarme sobre cada ciudad que he visitado, me han mostrado más amor del que podía imaginar, y por eso nunca podré expresar mi agradecimiento.
Segundo, al programa de Tufts-Skidmore Spain por darnos esta comunidad tan potente en Madrid. Nunca me he sentido parte de una ciudad como me siento aquí, y esto es por el trabajo que habéis hecho cada día. Al staff que ha trabajado para crear una experiencia tan completa y buena como tenemos. A los profesores (especialmente a Chavela) por su paciencia y respeto, he aprendido mucho de vosotros. ¡Voy a echaros de menos muchísimo!
Tercero, y por último, quiero dar gracias a la ciudad de Madrid por abrirme sus brazos. A los madrileños que me han ayudado cuando he estado perdida y me han animado en mis dos carreras. Cuando llegué a Madrid en septiembre, trataba de compararla con ciudades de Estados Unidos, pero ahora sé que no puedo hacerlo. Madrid, eres viva, y ruidosa y al mismo tiempo relajada; y por eso me has enseñado a ser estas cosas también. Todavía estoy asombrada por tu belleza.

Katie Campbell, student blogger

Cierro este capítulo de mi vida: mi año en España. Pero sé que Madrid siempre será mi hogar y estaré anhelando reencontrarme con ella. Espero que sea pronto.
¡Gracias!

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply

Discover more from Tufts-Skidmore Spain

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading