Estampa: feria de arte

Una de las clases del programa que estoy tomando este semestre es Sketchbook. Esta es una de las dos clases por las cuales escogí venir al programa de Tufts-Skidmore Spain. Crecí en una familia con varios artistas, y desde pequeña me encanta pintar. Pasé un tiempo en una academia de arte donde aprendí varios estilos de pintura, pero jamás he tenido la oportunidad de perfeccionar mis técnicas de dibujo, por lo que Sketchbook me pareció la clase perfecta para hacerlo.

Aparte de llevarnos alrededor de Madrid y darnos una oportunidad de explorar nuestro lado artístico, la profesora Pepa Santamaría nos introduce al mundo del arte en Madrid atraves de la clase. La semana pasada nuestra clase consistió en visitar la feria de Estampa que este año celebra su vigésimosexta edición.

Estampa es una feria de arte contemporáneo que cuenta con la participación de 75 galerías distintas. Se lleva acabo en un local muy grande el cual impresiona cuando llegas ya que hay tanto alrededor que no sabes por donde empezar. Tiene artistas de todas partes de España y también algunos internacionales.

Me gustó mucho la visita a Estampa porque fue una manera muy divertida de ver todo tipo de arte. Había pinturas hechas con diferentes técnicas, dibujos, arte gráfico, escultura, arte abstracto, fotografías e incluso arte de protesta. Los artistas se encontraban presentes y era muy fácil preguntarles sobre sus obras y esa no es una oportunidad que tengas siempre que visitas galerías. También, así como había diversidad en estilos de arte también había diversidad en los temas detrás de algunas de las obras.

La fotografía de Luis Burgos me llamo la atención. Me pareció llena de vida e intensidad, y eso capturo mi atención desde el momento en que la vi. También me encantó una galería con pinturas de personas africanas ya que normalmente vemos a estas personas personificadas en estereotipos, pero esta galería tenía retratos hermosos y mostraban la belleza de cada sujeto en cada pintura. Otro artista que me llamo la atención fue José de la Fuente ya que su exhibición era una manera interesante de hacer protesta. Yo lo interpreté como una critica social a la monarquía y la falta de transparencia de esta institución, pero su exhibición dejaba mucho espacio para poder interpretarla de diferentes maneras. Marco Montiel-Soto también utilizo técnicas de fotografía y collage para crear consciencia sobre la realidad de Venezuela en este momento lo cual me pareció muy impactante.

La pasé muy bien en Estampa ya que era una feria que tenia un poco para todos, y me parece que eso es importante cuando intentamos que las personas consuman arte. También me llamó la atención que la mayoría de los artistas fueran españoles, ya que eso demuestra que los países pueden encontrar mucho talento dentro de ellos mismos. Muchas veces hay galerías que solo buscan arte de afuera sin antes ver que hay dentro del país. Creo que Estampa es un buen ejemplo de lo que se puede lograr cuando se busca apoyar a artistas locales y ciertamente muchos otros países deberían buscar hacer lo mismo.


One of the program classes that I am taking this semester is Sketchbook. This is one of the two classes for which I chose to come to Tufts-Skidmore Spain. I grew up in a family with several artists, and I’ve loved painting since a young age. I spent some time in an art academy where I learned several painting styles, but I have never had the opportunity to perfect my drawing techniques, so Sketchbook seemed the perfect class to do so.

Apart from taking us around Madrid and giving us an opportunity to explore our artistic side, Professor Pepa Santamaría introduces us to the world of art in Madrid. Last week’s class consisted in visiting Estampa which is celebrating its 26th year.

Estampa is a contemporary art fair that hosts 75 different galleries. It takes place in a very large venue which is overwhelming when you arrive because you don’t where to start. It features both Spanish and international artists, although the majority are Spanish.

I really liked Estampa because it was an enjoyable way to see all kinds of art. There were paintings made with different techniques, drawings, graphic art, sculpture, abstract art, photography and protest art. The artists were there and it was easy to ask them about their work, and that is not an opportunity you always have when you visit galleries. In the same way that there was a diverse set of artwork, there was diversity in the themes behind the art.

Luis Burgos’ photography was full of life and intensity, and that caught my attention from the moment I saw it. I loved a gallery with paintings of Africans because we usually see them personified through negative stereotypes but this gallery had beautiful portraits that showed the beauty of each subject in every painting. Another artist that caught my attention was Jose de la Fuente. I interpreted his exhibition as a critique of the monarchy and the lack of transparency of this institution, but the is that truth his exhibition had a lot of open space for interpretation. Marco Montiel-Soto used photography and collage to raise awareness about the reality of Venezuelans which I found very impressive.

I had a great time at Estampa since it had a little bit for everyone, and I think this is valuable when we want people to appreciate art. I found it interesting that most of the artists were Spanish since that shows that countries can find talent within themselves. Often times, there are galleries that only look for art from outside without first seeing what is within the country. I think that Estampa is a good example of what can be achieved when we are intentional about supporting local artists, and certainly many other countries should seek to do the same.

Tags:

No comments yet.

Deja un comentario