Patinando toda la tarde

Habíamos quedado en Chamartín a las 20:00h. En el Rolling. Yo llegué de las primeras, así que entré enseguida, pero como había mucha gente que venía con City Life citada a esa hora, se formó una cola enorme y los últimos estudiantes entraron alrededor de una hora más tarde.
Yo pensaba que teníamos límite de tiempo, pero estuvimos con los patines puestos dos horas y eso estuvo genial, teniendo en cuenta que cada uno empezó a patinar a una hora distinta.
Nos daban a elegir entre patines de cuatro ruedas o patines en línea (la mayoría se cogió en línea porque ya sabía patinar con esos) y todos estaban en buen estado.
La ambientación del local era espectacular. Estaban las luces bajas y eran de distintos colores, como en una discoteca. La música estaba bastante alta, pero sin que molestase. Además, la pista era enorme, lo cual permitió patinar con bastante libertad a pesar de que hubiera mucha gente.

Sara Esteban, mentora

Todos los estudiantes estaban bastante contentos y nos lo pasamos muy bien, ya no solo patinando sino ayudando a los que no sabían, haciendo carreras… incluso algunos quedaron para cenar juntos después.

Hubo bastantes caídas, pero por suerte nadie se hizo daño.
En general, creo que esta actividad gustó mucho porque es algo diferente y creo que no nos esperábamos que el sitio estuviese tan bien preparado.

Tags:

No comments yet.

Leave a Reply

Discover more from Tufts-Skidmore Spain

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading