Lillie y Simon_by Mariana Moyua

El día que Lillie llegó a casa estábamos todos muy contentos. Yo tenía ganas de conocerla, estaba incluso un poco nerviosa, pero la verdad es que todo fue fácil desde el primer momento. Comimos juntas y luego ella se fue al cuarto, como no había dormido nada en el avión se quedó dormida en seguida y fue la ocasión perfecta para que Simon y Maggie, los gatos de la casa, pudieran inspeccionar y olfatear todo lo que había traído “la chica nueva”. En seguida congeniaron. Es verdad que Simon es menos miedoso y más cariñoso con las personas, pero Maggie es un hueso duro de roer, salvo con ella. Lillie y su amor por los animales lograron que se sintieran cómodos desde el primer momento.

Me gustaba cuando llegaba a casa y veía como Maggie estaba tumbada sobre la mochila de Lillie y Simon supervisaba a Lillie con sus deberes de español. Le esperaban en la puerta del baño mientras se duchaba para luego acompañarla a su habitación. Era gracioso porque por las mañanas, cuando yo me iba a trabajar, les abría la puerta y se iban a dormir con ella. !Menuda vida

Para mí era muy importante que a la persona que viniera a casa le gustaran los animales, porque yo los adoro: Lillie fue la compañera perfecta. El tiempo con ella fue genial, me gustaba que una persona de fuera me contase cómo nos veía a los españoles, nuestras costumbres, nuestra forma de relacionarnos,  algo de lo que uno no siempre es consciente… 
Cuando se tuvo que ir, tanto ella como yo estábamos muy apenadas, pero me quedo con los bonitos recuerdos vividos juntas. Esta foto fue tomada la noche antes de regresar a EEUU, nuestra cena de despedida.
Te mandamos un abrazo fuerte, Lillie.
Con cariño, 
Simon, Maggie y Mariana.

Mariana Moyua, host family primavera 2020  

Tags: , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

Discover more from Tufts-Skidmore Spain

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading